Te preocupa la osteoporosis

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram

¡Importante! Conoce cómo el exceso de cortisol puede dañar tus huesos (¡y también tu cuerpo!)

El cortisol es una hormona liberada por el cerebro en respuesta al estrés. De hecho, se la conoce comúnmente como la hormona del estrés. Prepara a su cuerpo para tomar medidas rápidas en una situación potencialmente peligrosa, conocida como respuesta de «lucha o huida».

Desafortunadamente, nuestra vida moderna está llena de factores estresantes, que pueden conducir a niveles excesivos y acidificantes de cortisol. Por lo tanto, niveles altos de esta hormona en circulación, con el tiempo acidifican el pH de la sangre, lo que, a su vez, conduce a la pérdida ósea y procesos inflamatorios crónicos, que conducen al desarrollo de diversas enfermedades.

Muchos estudios muestran además una relación entre el estrés psicológico y una mayor incidencia de osteoporosis, lo que se como huesos frágiles, que afecta mayormente a las mujeres en condición de post-menopausia.

En muchos casos este exceso de cortisol puede dañar los huesos. Hoy descubrirás qué es y cómo evitar o reducir el daño que puede causar.

El cortisol afecta el crecimiento y la recuperación muscular.

El cortisol es un agente catabólico, lo que significa que descompone compuestos grandes en componentes más pequeños. Uno de los compuestos que degrada el cortisol es la proteína de la masa muscular. Hace esto para que los aminoácidos estén disponibles para el cuerpo como fuente de energía de emergencia.

Esto significa que el estrés y el cortisol son los impulsores de la sarcopenia o la pérdida de masa muscular.1 Esto puede afectar la masa muscular existente al descomponerla y puede afectar la capacidad del cuerpo para reparar el tejido muscular. Este proceso de reparación, llamado recuperación muscular, es la forma en que construimos nuevos músculos después del ejercicio.

El cortisol no solo provoca la pérdida de masa muscular, sino que también puede evitar que reconstruyas la masa muscular que has perdido.

IMPORTANTE: El cortisol es un agente catabólico. Descompone los compuestos del cuerpo, incluida la masa muscular. Esto puede causar una pérdida muscular excesiva (sarcopenia) y puede impedir la formación de tejido muscular nuevo.

La masa muscular es esencial para la construcción de hueso nuevo.

Los músculos fuertes nos permiten desarrollar huesos fuertes. Esto se debe a que el estrés que ejerce el músculo esquelético sobre el hueso desencadena el crecimiento de hueso nuevo. Este es el proceso descrito por la Ley de Wolff. De manera similar a cómo los músculos que más usamos crecen más fuertes, los huesos que soportan más peso y presión responden agregando masa ósea.

Si pierde masa muscular, también está disminuyendo su capacidad para estimular el crecimiento de hueso nuevo. Dado que el cortisol afecta su capacidad para desarrollar y mantener la masa muscular, también afecta su capacidad para revertir la pérdida ósea2,3.

IMPORTANTE: Los músculos ejercen presión sobre el hueso. Esta presión estimula el crecimiento de nueva masa ósea, como lo describe la Ley de Wolff. Dado que el cortisol disminuye la masa muscular, afecta su capacidad para revertir la pérdida ósea.

El ejercicio reduce el estrés y el daño causado por el cortisol.

Reducir el estrés reduce los niveles de cortisol. Y una forma eficaz de reducir sus niveles de estrés es el ejercicio regular. Cuando haces ejercicio, tu cerebro libera un neuroquímico llamado norepinefrina y endorfinas, que ayudan a reducir la sensación de estrés. Además, el ejercicio ayuda a prevenir el efecto catabólico del cortisol en los músculos.

Un estudio publicado en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism examinó a seis participantes sanos antes y después de 14 días de reposo en cama. Los investigadores midieron los efectos de una infusión de cortisol en su masa muscular. Esto es lo que encontraron:

“La ausencia de actividad muscular sensibiliza al músculo esquelético a los efectos catabólicos del cortisol. Esta predisposición a la degradación de proteínas es tal que el músculo esquelético en voluntarios sanos es metabólicamente análogo a los pacientes gravemente lesionados o estresados”.

Ferrando, A. A., Stuart, C. A., Sheffield-Moore, M., & Wolfe, R. R. (1999).

El ejercicio regular prepara su cuerpo para manejar el estrés sin degradar sus músculos. Por el contrario, si no hace ejercicio, el estrés que experimenta está afectando enormemente su masa muscular.

IMPORTANTE: El ejercicio desencadena la liberación de una endorfina llamada norepinefrina, liberada por el sistema nervioso parasimpático, nos ayuda a relajarnos y regenerar;  y con ello  reduce la sensación de estrés. Los estudios han demostrado que el ejercicio regular también reduce la cantidad de daño en la masa muscular causado por el exceso de cortisol.

Lo que esto significa para ti:

Puede tomar decisiones y tomar acciones que reduzcan el estrés: como practicar la meditación, salir a caminar por la naturaleza o programar tiempo para actividades relajantes.

El ejercicio es una de esas acciones que reducen el estrés. Y sorprendentemente, el ejercicio también prepara a su cuerpo para lidiar con el estrés sin dañar sus músculos.

Los beneficios superpuestos del ejercicio lo hacen esencial para prevenir y revertir la osteoporosis, y además mejora la concentración y coordinación, ya que también se previene degeneración de tu sistema nervioso4.

La actividad física debe hacerte sentir bien, ¡incluso cuando sea un desafío! Asegúrese de sentirse orgulloso de las elecciones saludables que haga. Esos buenos sentimientos son parte de la reducción del estrés y la construcción de huesos más fuertes y un cuerpo más sano.

En nuestra página encuentras varios productos que te ayudan a mejorar y controlar el estrés, el Magic Chai Padam sinérgica de 8 especias y 4 superalimentos para preparar la deliciosa y famosa bebida de la India, el Massala. La combinación está diseñada para reconfortarte, darle un boost a tu sistema inmunológico, entre otros beneficios. Hemos incluido en el Magic Chai ingredientes adaptógenos como Reishi (ganoderma lucidum) y la Ashwaganda; dos adaptógenos especialmente indicados para mejorar la liberación de cortisol y el estrés en tu cuerpo en transición de la menopausia.

Adicionalmente hemos encontrado, porque lo implementamos en nuestro cuerpo y luego de revisar diversos estudios, que el ingerir concentrados proteicos cuando estamos realizando entrenamiento físico, durante el periodo de la pre, peri y menopausia, especialmente en las mujeres que ya presentan sofocos y otros síntomas, ayuda de forma importante a manejar el efecto del cortisol y además, la manifestación de los sofocos y sobre todo, las sudoraciones nocturnas.

Batido proteico + potasio, los días que entrenes:

  • 1 taza de leche de almendra (recuerda evitar los lácteos).
  • 1 banano (fuente importante de potasio).
  • 1 medida de Vegan Protein Healthy America, recomendada ya que es libre de colesterol y garantiza el consumo que requieres para prevenir la pérdida muscular.
  • 1 cucharadita de el Magic Chai Padam.

Te mejora el rendimiento en el día, y  en la noche, si estas en el periodo de menopausia con síntomas de sofocos y sudoraciones nocturnas, puedes empezar a sentir un gran alivio.

Adicionalmente, puedes colocar en tu difusor la sinergia aventurina y con su potente mezcla de aceites esenciales, favorecer aún más el efecto de regular tu sistema nervioso y potenciar el sistema nervioso parasimpático y así tus procesos regenerativos.

Referencias

  1. Vale, R., Rosa, G., Júnior, R., & Dantas, E. (2012). Cortisol and physical exercise. Cortisol: Physiology, Regulation and Health Implications. New York, NY: Nova Science, 129-138. https://www.researchgate.net/publication/228160384_Cortisol_and_physical_exercise Consultado el 11/01/2020.
  • Ferrando, A. A., Stuart, C. A., Sheffield-Moore, M., & Wolfe, R. R. (1999). Inactivity amplifies the catabolic response of skeletal muscle to cortisol. The Journal Of Clinical Endocrinology & Metabolism, 84(10), 3515-3521. https://academic.oup.com/jcem/article/84/10/3515/2660530. Consultado el 11/01/2021.
  • Kemmler W, Wildt L, Engelke K, Pintag R, Pavel M, Bracher B, Weineck J, Kalender W. (2003) Acute hormonal responses of a high impact physical exercise session in early postmenopausal women. Eur J Appl Physiol. 90(1-2):199-209. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/14504954/ Consultado el 11/01/2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.